El yokozuna se muestra cauteloso de cara al próximo Torneo de Otoño, en el que se irá planteando objetivos a corto plazo. "Lo afrontaré día a día. Quizás la gente piensa que para mí es fácil, pero ganar un yusho requiere muchísimo trabajo. Ahora mismo mis objetivos son lograr el yusho número 40 y alcanzar las 1.000 victorias en Makuuchi".

En el pasado Nagoya Basho, Hakuho sumó su trigésimo noveno título con el que superó al ex yokozuna Chiyonofuji, además de rebasar también la marca de las 1.050 victorias del ex ozeki Kaio, 956 de las cuales el mongol las ha conseguido en la División Makuuchi.

Pero el yokozuna de 32 años dio síntomas de ansiedad ante el dolor crónica de su rodilla izquierda que le ha obligado a ausentarse durante buena parte del jungyo de verano que concluyó hace una semana.

"Me duele cuando entreno y me duele cuando descanso demasiado", confesaba un Hakuho que hace dos años no disputó el Aki Basho por una lesión en la rodilla izquierda.

El mongol, sin embargo, ya ha reanudado los entrenamientos con vistas al torneo que dará comienzo el domingo 10 de Septiembre en el Kokugikan de Ryogoku (Tokio). "Haré todo cuanto esté en mi mano en estos momentos hasta el primer día del campeonato".

Entretanto, el también yokozuna Kisenosato, que tuvo que perderse varios días de competición de los torneos de Mayo y Julio por culpa de las lesiones, señaló que piensa tomarse el tiempo que sea necesario hasta volver a estar en un buen momento de forma. "No voy a precipitarme, me prepararé haciendo lo que tenga que hacer", confesaba el rikishi de 31 años que se lesionó el antebrazo izquierdo y el músculo pectoral en la recta final del Haru Basho de Osaka en Marzo.

Dos meses después, inició el Torneo de Verano sin estar plenamente recuperado y tuvo que abandonar la competición, y posteriormente se retiró también del torneo de Nagoya en el sexto día por una lesión en su tobillo izquierdo.