La carrera de Kakuryu empieza a pender de un hilo después de su shisho, Izutsu oyakata, comunicase esta misma semana que el mongol no disputará el Torneo de Kyushu que arranca este próximo domingo en el Kokusai Center de Fukuoka.

Según el oyakata, Kakuryu ha venido sufriendo molestias en la zona lumbar durante los últimos días, además del dolor que arrastra en su tobillo derecho como consecuencia de la lesión que se produjo el pasado mes de Julio en el Torneo de Nagoya.

Kakuryu ya se perdió todo el Aki Basho de Septiembre junto con otros dos yokozuna, Kisenosato y Hakuho, por lo que fue Harumafuji el único yokozuna que disputó el Torneo de Otoño en el Kokugikan de Ryogoku.

Será la cuarta vez consecutiva que Kakuryu se pierda un torneo, de manera completa o parcial, y sumará además el quinto kyujo de este año.

La carrera del mongol ya quedó en entredicho en Septiembre cuando anunció su retirada del Aki Basho y su posible incomparecencia en las próximas dos semanas obligaría a retrasar la decisión de una posible retirada del sumo (intai) hasta el próximo Torneo de Año Nuevo en Enero.

"Sigue teniendo dolores, un día está mejor y al día siguiente empeora. No ha entrenado lo suficiente y todo se ha precipitado. Sería irresponsable por su parte participar en estas condiciones. Lo sentimos mucho", continuaba Izutsu oyakata. "Trabajaremos a fondo para estar listos para el Hatsu Basho de Enero. Subirá al dohyo, y, dependiendo de cómo lo haga, tendrá que tomar una decisión sobre su futuro en el sumo".