El luchador georgiano sigue aspirando a la promoción a Ozeki tras sumar su octava victoria y mantener la imbatibilidad en el ecuador del Torneo de Verano.

Con la mirada puesta en esas 10 victorias que pueden darle la promoción, Tochinoshin ganó la batalla física ante Ichinojo para conservar un triunfo más que los yokozuna Hakuho y Kakuryu y el maegashira Chiyonokuni. Pero no fue una batalla fácil. Fue inteligente para aguntar la embestida del mongol en el tachi-ai e incluso para conceder un agarre de Ichinojo sobre su mawashi.

Poco a poco fue equilibrando la pelea e intentó una proyección que, aunque no fue definitiva, sí empezó a darle la iniciativa en la pelea. A renglón seguido ganó un morozashi a dos manos y eso acabó por concederle el yorikiri definitivo con el que terminó sumando su octava victoria.

Minutos después, en el musubi-no-ichiban, Hakuho tampoco lo tuvo sencillo de principio a fin ante Yutakayama (0-8), que aguantó estoicamente un duro intercambio de tsuppari y oshi-zumo con el yokozuna. Incluso el maegashira presionó a Hakuho con un poderoso nodowa sobre la gargante del mongol y buscó un desenlace rápido, pero Hakuho no cedió y pasó al contraataque para acabar sentenciando con yoritaoshi.

Con anterioridad. Kakuyu había tenido menos problemas ante Chiyotairyu, tras lograr un buen agarre que le permitió colocar un uwatedashinage que acabó con el maegashira sobre el dohyo.

Además, Chiyonokuni también se mantenía a una victoria del líder tras derrotar a Ishiura (2-6) con hatakikomi, mientras que el ozeki Goeido sufría su quinta derrota tras verse superado por el maegashira Daieisho (2-6), viendo cada vez más cerca el fantasma del make-koshi y el consiguiente kadoban.

 

Natsu Basho: Resultados Makuuchi Día 8