El Yokozuna Kakuryu buscará mañana conseguir su segundo yusho consecutivo después de que en la jornada de hoy se deshiciera del Sekiwake Tochinoshin en un combate de mucha fuerza en el que el mongol hizo valer su mejor agarre interior para evitar las maniobras de su rival y acabar haciéndole caer.

De esta forma Kakuryu se convierte en el líder en solitario y depende de si mismo para alcanzar el título, en un combate que le va a enfrentar a un Yokozuna Hakuho que ya no se juega nada y que hoy ha vuelto a demostrar que no ha llegado a este torneo pletórico de forma como en otras ocasiones, siendo derrotado por el Sekiwake Ichinojo y quedando ya fuera matemáticamente de cualquier opción de levantar la Copa del Emperador en la jornada de mañana.