El ex yokozuna abandona la Asociación Japonesa de Sumo después de que esta considerase "infundadadas" las acusaciones que el propio Takanohana vertió sobre la Kyokai por la gestión del incidente que provocó la retirada del ex yokozuna Harumafuji.

"No puedo considerarlas como infundadas. No puedo esconder la verdad", afirmaba Takanohana en rueda de prensa. Al parecer, el oyakata ha pedido a sus rikishi que se cambien a la Chiganoura-beya, mientras que aún se desconoce el nombre de su sucesor.

Takanohana ha vivido momentos difíciles en los últimos años. A comienzos de 2018 perdía su puesto en el comité rector de la Nihon Sumo Kyokai al no informar de la agresión que uno de sus luchadores, el mongol Takanoiwa, había sufrido a manos de Harumafuji, lo que provocó la retirada del Yokozuna.

Poco después, en Febrero, no conseguía recuperar su puesto en el comité ejecutivo al recibir sólo 2 de los 101 votos posibles de los oyakata.

En Marzo remitió un carta a un organismo gubernamental quejándose de que la Asociación actuó con malas artes durante el 'caso Takanoiwa', aunque dicha acusación acabó siendo considerada "infundada".

Ese mismo mes, Takanohana perdió dos grados en el organigrama de la Kyokai como sanción por su ausencia sin permiso del Torneo de Primavera y por no haber supervisado correctamente a un joven rikishi de su heya (Takayoshitoshi) que agredió a su tsukebito.

Finalmente, el mes pasado tuvo que ser hospitalizado durante un día por sufrir un desvanecimiento en plena gira de verano.