Durante un reunión extraordinaria que ha tenido lugar este lunes, la Nihon Sumo Kyokai ha aceptado de manera oficial la renuncia de Takanohana oyakata, el cierre de su heya y el traslado de sus rikishi a la Chiganoura-beya.

El pasado martes Takanohana entregó su dimisión a la Kyokai, pero el máximo organismo del sumo japonés no la aceptó de manera inmediata, al parecer porque el propio Takanohana no había aportado la documentación necesaria.

El ex yokozuna explicó que se había visto presionado a dimitir al no estar de acuerdo con el calificativo de "infundadas" con el que la Kyokai había tachado sus acusaciones de mala gestión por el 'caso Harumafuji'.

Con su definitiva salida de la NSK se cierra una etapa complicada para Takanohana, marcada por las continuas fricciones con la asociación.

A principios de 2018 perdía su puesto en la ejecutiva de la asociación por no haber informado correctamente del incidente entre su rikishi Takanoiwa y el ex yokozuna Harumafuji. En Marzo remitió un escrito al Ministerio de Deportes acusando a la Kyokai de conducta improcedente en la investigación que llevó a cabo de dicho incidente, acusación que fue tildada de "infundada" por parte de la NSK.

Ese mismo mes, Takanohana perdió dos grados dentro del organigrama de la asociación por ausentarse sin permiso del Torneo de Primavera y por haber permitido con su indolencia otro caso de agresión de uno de sus rikishi.