El rikishi mongol ha retirado la demanda por agresión que presentó contra su compatriota Harumafuji por la agresión sufrida el año pasado. Las presiones que ha sufrido su familia en Mongolia le han obligado a tomar esta decisión.

En la demanda civil presentada este mes de Octubre, Takanoiwa solicitaba unos 180.000 euros en concepto de daños y perjuicios, incluyendo los gastos médicos, el sueldo y los posibles premios que dejó de percibir por su ausencia en los torneos tras las lesiones que le infringió el yokozuna.

Harumafuji ya fue acusado en Diciembre de agredir a su compatriota mongol con un mando a distancia en un bar de Tottori el 26 de Octubre, causándole lesiones que tardaron 12 días en curarse.

Harumafuji, que anunció su retirada en Noviembre, evitó el juicio y pagó una multa de 500.000 yenes (cerca de 4.000 euros).

Takanoiwa afirmó que había decidido correr él mismo con los gastos médicos y renunciar a cualquier compensación después de que su familia le pidiera que abandonase el proceso judicial, al parecer porque no podían aguntar más las presiones que sufrían en su país por parte de los seguidores de Harumafuji.

Harumafuji realiza actualmente obras benéficas en Mongolia y ha creado una escuela al más puro estilo japonés para estudiantes de primaria y secundaria.

Además, el abogado del ex yokozuna insiste en que "se mantiene el deseo de Harumaruji de compensar a su compatriota".