El komusubi sumó su duodécima victoria ante Aoiyama y acaricia el yusho. Tan solo el ozeki Takayasu, con una menos, y el maegashira Okinoumi, con dos menos, podrían arrebatárselo directamente.

Takakeisho dominó casi toda la pelea ante el búlgaro hasta que éste acabó por doblar la rodilla y ceder en su empuje. Además, con el oshitaoshi, Aoiyama también quedaba matemáticamente descartado de la lucha por el título.

Ese título podría llegar mañana a las vitrinas de Takakeisho si el komusubi derrota, en un combate directo, al ozeki Takayasu, con quien ha perdido sólo dos de las seis peleas que ha librado.

Hoy, ante Daieisho, el ozeki empezó con fuerza en el tachi-ai, desequlibrando al maegashira y sentenciando el musubi-no-ichiban con oshitaoshi.

Por su parte, el ozeki Tochinoshin (7-6) aprovechó que Takanoiwa pareció quedarse sin gasolina para pasar a la carga y beneficiarse del error del mongol para sumar una importante victoria que le acerca al kachi-koshi. Poco equipaje para un luchador de su poderío.

Peor le han ido las cosas en Fukuoka al sekiwake Mitakeumi, quien, de llegar aspirando a la promoción a Ozeki, puede marcharse perdiendo el grado de Sekiwake tras perder hoy con Chiyotairyu con hatakikomi. Lento, descoordinado y falto de reflejos... el resumen de un mal torneo.

Con inteligencia, Kotoshogiku le regalaba a Onosho su cuarta derrota, y, con ella, cerraba definitivamente las pocas aspiraciones que le quedaban para acercarse al yusho. Por el contrario, Okinoumi sigue aspirando a todo tras superar a Shohozan (8-5) con sukuinage y sumar su décimo triunfo,

Y para Meisei, su primer kachi-koshi en Makuuchi en su segundo torneo en la máxima categoría, tras ganar a Abi con tsukiotoshi,

Kyushu Basho: Resultados Makuuchi Día 13