Honbasho  

Natsu Basho 2017
Día 15
Y2wHakuho15 - 0
O1eTerunofuji12 - 3
M10eTochinoshin12 - 3
Y2eHarumafuji11 - 4
S1wTakayasu11 - 4
M7wTakakeisho11 - 4
M10wUra11 - 4
S1eTamawashi10 - 5
M5wShodai10 - 5
M7eHokutofuji10 - 5
M14eOnosho10 - 5
O1wGoeido9 - 6
M6wIkioi9 - 6
M9wKagayaki9 - 6
M14wChiyotairyu9 - 6
K1eMitakeumi8 - 7
K1wYoshikaze8 - 7
M9eIchinojo8 - 7
M11wIshiura8 - 7
M12eTokushoryu8 - 7
M13wDaishomaru8 - 7
S2eKotoshogiku7 - 8
M11eArawashi7 - 8
M15wKaisei7 - 8
Y1eKisenosato6 - 5
M1wEndo6 - 9
M4eTochiozan6 - 9
M8eShohozan6 - 9
M12wKotoyuki6 - 9
M2wChiyoshoma5 - 10
M5eTakanoiwa5 - 7
M8wSokokurai5 - 10
M3eDaieisho4 - 11
M3wAoiyama4 - 11
M6eTakekaze4 - 11
M13eToyohibiki4 - 11
M15eMyogiryu4 - 11
M16eYutakayama4 - 11
M2eOkinoumi3 - 12
M4wTakarafuji3 - 12
M1eChiyonokuni2 - 13
Y1wKakuryu1 - 4
Resultados por Día
   

Yusho & Sansho  

NATSU BASHO 2017
Makuuchi:Y2w Hakuho
15-0 (38)
Juryo:J4e Nishikigi
10-5 (1)
Makushita:Ms34w Oiwato
7-0 (1)
Sandanme:Sd63w Wakatakakage
7-0
Jonidan:Jd67e Mihamaumi
7-0
Jonokuchi:Jk9e Enho
7-0

Shukunsho:M1e Mitakeumi
(1)

Kantosho:M14e Onosho
(1)

Ginosho:S1w Takayasu
(2)

Ginosho:K1w Yoshikaze
(3)
   

Los años 80

Por fin, a comienzos de la década de los 80 apareció un rival de Kitanoumi, Chiyonofuji, un luchador tan delgado y tan atractivo como él y que fue conocido como "el segundo Takanohana". Durante esa época también surgieron luchadores interesantes, como Takanosato y Onokuni, aunque sin duda el incidente que iba a convulsionar el mundo del sumo en los últimos años de esa década lo protagonizaba el Yokozuna Futahaguro.

 

 
Chiyonofuji
 

Kitanoumi se tomó un interés especial en Chiyonofuji y quiso darle buenos consejos, como por ejemplo dejar de fumar. Aunque Takanohana nunca consiguió superar su adicción por la nicotina durante mucho tiempo, Chiyonofuji sí lo logró. Esa buena decisión le ayudó a ganar el peso que le hacía falta, y ello, unido a un concienzudo programa de entrenamiento, le ayudó a olvidarse de sus habituales lesiones en el hombro. Chiyonofuji fue promovido a Ozeki tras el torneo de Enero de 1981, al mismo tiempo que Takanohana anunciaba su retirada. Seis meses después, cuando Chiyonofuji conseguía el grado de Yokozuna, las comparaciones con Takanohana pasaron a mejor vida.

Durante años Kitanoumi se resistió a la tentación de utilizar el privilegio que tienen los Yokozunas de ausentarse de un torneo sin que ello influya en su rango, estableciendo con ello un récord histórico de participación con ese grado. Pero tantos combates consecutivos acabaron pasando factura y finalmente tuvo que anunciar su ausencia por primera en Noviembre de 1981, y posteriormente en varios torneos más. Kitanoumi sólo ganó dos yushos después de su primer kosho, aunque esos dos títulos elevaron a 24 el número de victorias... todo un récord de la posguerra, sólo superado por Taiho.

 
Onokuni

El musculoso Chiyonofuji fue promovido a Yokozuna en 1981, al tiempo que otros tres Yokozunas –Mienoumi, Wajima y Wakanohana II- se retiraban. La etapa de esplendor y poderío de Kitanoumi también empezaba a tocar a su fin, con lo que terminó por anunciar su retirada en Enero de 1985.

Chiyonofuji alcanzó su momento de máximo esplendor en ese mismo año, al cumplir los 30 años. A pesar de su relativo poco peso (120 kilos), poseía una extraordinaria fortaleza, velocidad y técnica. Aunque quizás llegó “entrado en años” al grado de Yokozuna, lo cierto es que ganó 53 combates consecutivos en 1988, perdiendo con su homólogo Yokozuna Onokuni en el Senshuraku del Kyushu Basho de 1988, en la que iba a ser la última pelea del período Showa.

El dominio de Chiyonofuji en el sumo continuó durante el reinado del emperador Akihito. Ganó 31 yushos, quedándose en este caso a tan sólo uno del récord de Taiho, aunque no hay que olvidar que también lo hizo ante rivales de menor entidad. A punto de cumplir los 36 años, fue derrotado por el joven Maegashira de 18 años Takahanada (que después lucharía como Takanohana) en Mayo de 1991. Dos días después, tras perder otra pelea contra el Komusubi Takatoriki, Chiyonofuji se retiraba.

 
Takanosato
 

Por suerte, durante ese periodo de esplendor de Chiyonofuji, iba a surgir un adversario muy cualificado, Takanosato, que fue ascendido a Ozeki en Enero de 1982 y a Yokozuna un año más tarde. Con casi 32 años a su llegada al máximo grado, Takanosato se convirtió en el primer Yokozuna posterior a Futabayama que conseguía un zensho-yusho (15-0) en su debut como Gran Campeón. De manera similar a Futabayama, Takanosato también guardaba un secreto que no desveló hasta que consideró que era el momento oportuno para revelarlo: durante años había estado padeciendo diabetes y había llevado un tratamiento especial para mantener a raya a esa enfermedad.

Por la edad que tenía cuando fue promovido a Yokozuna, su etapa como rival de Chiyonofuji no duró demasiado. No obstante, durante cuatro bashos consecutivos (Julio 1983 – Enero 1984), los dos llegaron al Senshuraku con el mismo número de victorias. Takanosato ganó tres de aquellos cuatro combates decisivos, y, hasta su retirada en 1986, siguió siendo la réplica perfecta de ‘El Lobo’. El libro que escribió sobre cómo vencer a la diabetes se convirtió en una especie de Biblia para todos aquellos rikishis que se enfrentaron al mismo problema.

Un año después de su retirada, Takanosato había perdido casi 45 kilos gracias a una dieta semi-vegetariana y colaboraba como comentarista de sumo en televisión ofreciendo un aspecto impecable.

 

EL NUEVO KOKUGIKAN

Desde que el Kokugikan original fue requisado por las Fuerzas Aliadas, muchas figuras significativas del mundo del sumo pidieron con insistencia el regreso del deporte tradicional japonés a Ryogoku. Finalmente el sueño empezó a tomar visos de realidad cuando, a comienzos de los 80, la Nihon Sumo Kyokai supo que la Empresa Nacional de Ferrocarril intentaba vender parte de su patrimonio inmobiliario –incluyendo un solar cercano a la Estación de Ryogoku- para aliviar su déficit económico y mejoral su situación fiscal.

 

Las negociaciones entre la compañía y la NSK llegaron muy pronto a buen puerto, y las obras de construcción se iniciaron en Abril de 1983. El nuevo estadio se terminó, según lo previsto, en Noviembre de 1984 y fue inaugurado para los torneos de Enero del año siguiente.

Cuatro días después de que hubiera dado comienzo el primer torneo que se celebraba en el Kokugikan de Ryogoku, Kitanoumi anunciaba su retirada, perdiendo con ello la ocasión de ganar un combate en el nuevo y flamante recinto. Chiyonofuji acabó ganado el yusho... y todos los torneos que se disputaron en ese pabellón en los dos años posteriores. Takanosato ganó varios combates en el nuevo Kokugikan, pero nunca ganó un yusho y se retiró un año después que Kitanoumi.

En Mayo de 1987, el Ozeki Onokuni derrotaba a Chiyonofuji (uno de los quince rikishis a los que venció) y se convertía en el segundo sekitori que ganaba un yusho en el nuevo Kokugikan. Hokutoumi, que tuvo que conformarse con el jun-yusho en ese torneo, fue promovido a Yokozuna, y meses después, en Septiembre, conseguía su primer torneo como Gran Campeón. En ese mismo basho, el Ozeki Onokuni lograba el jun-yusho y era ascendido también a Yokozuna, convirtiéndose en el Yokozuna de mayor peso gracias a sus 201 kilos. Al mismo tiempo, Asahifuji ascendía al grado de Ozeki.

 

EL “CASO FUTAHAGURO”

 

A pesar de la gran cantidad de promociones que se dieron en ese año, 1987 iba a terminar con polémica en el mundo del sumo. Futahaguro, que había sido subcampeón en varios torneos, fue ascendido a Yokozuna tras la retirada de Takanosato. Sin embargo, Futahaguro no sólo no ganó ningún yusho durante su ‘reinado’, sino que además no demostró ser un digno rival para Chiyonofuji durante su breve estancia en el rango más importante del sumo.

El 27 de Diciembre, Futahaguro se marchaba de su heya tras mantener una fuerte discusión con Tatsunami Oyakata, quien, tres días después, confesó a la prensa que el Yokozuna había agredido a su esposa en el momento de abandonar la heya. El mismo día de Nochevieja, la Nihon Sumo Kyokai, sin conocer la versión del Yokozuna sobre el incidente, aceptó su “dimisión”... algo sin precedentes en la historia del sumo.

Por tanto, Futahaguro se convirtió en el primer Yokozuna que era obligado a salir por la puerta falsa sin haber ganado, además, un solo yusho. Por su parte, Tatsunami Oyakata fue sancionado por su incapacidad para mantener el control y la disciplina en su heya: se le impuso una multa equivalente al 30 por ciento de su sueldo y se le inhabilitó de sus funciones en el Kokugikan por un periodo de tres meses.