El sekiwake afrontará su examen más exigente como candidato a Ozeki en el Kyushu Basho que se inicia este domingo en Fukuoka, donde los yokozuna Hakuho y Kakuryu querrán también demostrar su recuperada solvencia.

Mitakeumi dispone de una más que plausible oportunidad para conseguir el grado de Ozeki en el Kokusai Center, aunque para ello necesitará hacer un torneo impecable. Aunque la exigencia "oficiosa" para dicha promoción alcanza las 33 victorias en los tres últimos torneos, últimamente un resultado de 9-6 en cualquiera de esos torneos ha echado por tierra tal posibilidad. Y precisamente Mitakeumi firmó dicho resultado en Julio.

Este domingo iniciará su camino hacia la promoción ante el maegashira Myogiryu, con el que ha perdido la mitad de los seis combates que ha disputado hasta la fecha. "El primer combate es muy importante, no sólo porque me permite comprobar mi estado, sino también porque influye en los demás combates del torneo".

Mitakeumi acaba de conquistar en Septiembre su segundo yusho en Makuuchi (12-3) tras derrotar al también sekiwake Takakeisho en el kettei-sen. Pero no hay que olvidar que ninguno de los Yokozuna llegó al Senshuraku. Hakuho se fracturó un dedo en su primera pelea y Kakuryu empeoró su lesión de rodilla tras los seis primeros días de competición. Ahora parece que ambos llegan frescos y recuperados.

Hakuho ha ofrecido buenas sensaciones en el keiko de estos últimos días previos al torneo, en el que buscará su 43º yusho y que será el primero que dispute como ciudadano japonés. Kakuryu, por su parte, también parece llegar en forma y con ganas de brindarle el título al fallecido Izutsu oyakata, para sumar el séptimo yusho de su carrera y el primero con la Michinoku Beya.

Takakeisho recuperó el grado de Ozeki en Septiembre con un jun-yusho (12-3), pero acabó lesionado en el pecho. Aunque dice estar en forma para competir en Fukuoka, su estado físico sigue siendo motivo de duda.

Goeido aspira a lograr su segundo título justo más de tres años después del primero, después de un buen torneo en Septiembre (10-5).

Por último, Takayasu afronta el kadoban tras su lesión en el codo izquierdo que le apartó del Aki Basho y en caso de no lograr el kachi-koshi en Fukuoka descendería al grado de Sekiwake. Si el codo no está plenamente recuperado, y esa es la impresión actual, esas ocho victorias pueden ser muy complicadas de conseguir.

Finalmente, Tochinoshin, que sólo ha firmado un kachi-koshi este año (el resultado de 10-5 que consiguió en Mayo y que le valió para recuperar el grado de Ozeki), vuelve a pelear como Sekiwake después de dos torneos consecutivos sin sumar las ocho victorias necesarias.

Kyushu Basho 2019: Banzuke Completo