El yokozuna admite su imperiosa necesidad de recuperar su mejor rendimiento después de haber recibido una seria advertencia de la Asociación Japonesa de Sumo por sus ausencias en los tres últimos torneos de este año.

A sus 35 años, Hakuho sigue tratando de recuperarse de una recurrente lesión en la rodilla derecha y no ha vuelto a completar un torneo de 15 días desde que ganara el yusho en Osaka el pasado mes de Marzo.

A la conclusión del Torneo de Noviembre, el Comité de Deliberación de Yokozuna reprendió a los dos yokozuna mongoles, Hakuho y Kakuryu, por sus repetidas ausencias, una advertencia que puede ser considerada como paso previo a la recomendación de retirarse en caso de seguir por esta línea.

"Esta es la primera vez que he faltado a dos torneos completos", explicaba Hakuho desde la sede de la Miyagino Beya en Tokio. "Veo completamente normal esta advertencia. Lo único que puedo hacer es cumplir con las expectativas".

Todo parece indicar, por tanto, que ambos yokozuna estarán listos para iniciar el Torneo de Año Nuevo que se pondrá en marcha el 10 de Enero en el Kokugikan de Ryogoku (Tokio). Kakuryu, que sólo ha disputado un combate desde Marzo, reveló que su espalda apenas le molesta ya durante los entrenamientos.

Por su parte, Hakuho también está entrenando aunque él mismo ha advertido que su rodilla no está completamente curada. Aun así, su intención es empezar el butsukari-geiko la próxima semana.

El yokozuna afirmó que es plenamente consciente de las expectativas que están depositadas en él como referente para otros rikishi. "Es algo que llevo haciendo durante 14 ó 15 años y que pretendo seguir haciendo en el futuro", señalaba Hakuho.