La Asociación Japonesa de Sumo ha publicado el banzuke para el Torneo de Año Nuevo que se disputará del 10 al 24 de Enero, y en el que el primero de los Ozeki en liza, Takakeisho, tendrá que gestionar su primer asalto al grado de Yokozuna. Ese será sólo uno de los varios frentes abiertos de este torneo.

La variedad de objetivos no sólo agudizará el talento de los ozeki. Mientras que Takakeisho buscará un segundo yusho consecutivo para asegurar su promoción, sus homólogos Shodai y Asanoyama aspiran a un objetivo más mundano pero igualmente importante: tras sus lesiones de Noviembre, ambos serán "ozeki kadoban", y, por tanto, necesitarán al menos ocho victorias para conservar su rango.

Pero el de Ozeki no es el único grado en peligro. Los dos yokozuna, Hakuho y Kakuryu, han recibido una advertencia del Comité de Deliberación de Yokozuna por sus repetidas ausencias en los tres últimos torneos. Y dicha advertencia es el paso previo a una recomendación para que el rikishi anuncie su retirada...

Hakuho se mantiene como primer Yokozuna del banzuke, mientras que Kakuryu lucirá grado en el Oeste por sexta comparecencia consecutiva. El de Enero será el torneo nº99 en Makuuchi para Hakuho, lo que le igualará al ex sekiwake Kyokutenho en el segundo lugar del ránking histórico, ambos por detrás del ex ozeki Kaio (107).

Entre los Sekiwake, el mongol Terunofuji continúa con su histórica remontada. El ex ozeki (13-2 en Noviembre), es el primer rikishi que recupera el grado de Sekiwake después de descender hasta la División Jonidan, como consecuencia del torrente de lesiones padecidas en los últimos años.

Takanosho se mantiene como segundo sekiwake tras su resultado de 8-7 en Noviembre, mientras que el ex ozeki Takayasu se mantiene como komusubi (Este), ocupando la plaza de un Mitakeumi que hace el viaje a la inversa.

En la parte baja de Makuuchi sólo hay dos novedades: Midorifuji, ganador del yusho de Juryo en Noviembre (10-5), que será shin-nyumaku como Maegashira 14, y un Akiseyama (M16) que vuelve a la máxima categoría tras casi cinco años de ausencia, convirtiéndose en el rikishi que más tiempo ha tardado nunca en volver a Makuuchi.

Hatsu Basho 2021: Banzuke Completo