Manteniendo la tradición al término de un torneo, la Asociación Japonesa de Sumo ha dado a conocer los nombres de los cuatro rikishi que ascenderán a la División Juryo para el próximo Nagoya Basho de Julio. De ellos sólo uno, Kotokuzan, debutará como sekitori, mientras que Yago, Kaisho y Abi volverán a los grados asalariados.

Kotokuzan es oriundo de Filipinas aunque se trasladó muy joven, con apenas 12 años, a Japón. El rikishi de la Arashio Beya que dirige el ex maegashira Sokokurai ha peleado en Makushita desde finales de 2016 sin grandes resultados, por lo que será interesante ver hasta dónde puede llegar en la segunda división del sumo.

Por su parte, Abi recupera su condición de sekitori tras cumplir los tres torneos con los que fue suspendido por saltarse la normativa anti-covid. En su regreso, el rikishi de la Shikoroyama Beya ha ganado invicto los dos últimos yusho en Makushita, con 14 victorias consecutivas. Tiene calidad de sobra para retornar en breve a Makuuchi.

Kaisho ya estuvo en Juryo brevemente en 2019, durante dos torneos, antes de asentarse nuevamente en la tercera categoría del sumo.

Y, finalmente, Yago vuelve a Juryo tras una breve estancia en Makushita. Es un luchador que no ha tenido demasiada suerte con las lesiones y que ha estado flirteando continuamente entre Juryo y Makushita durante sus cuatro años de carrera en el sumo.

Además, los rikishi que se han retirado oficialmente son:
Makushita: Kotoyuki, Kainoryu
Sandanme: Takaryu, Fujisato, Horyuyama, Karatsuumi
Daishoryu, Hananofuji, Hibikiryu, Garyu
Jonidan: Masunoyama, Kotokonno, Kotozensho, Etsunohana, Kotonoumi, Kotokino, Yoshimura,
Jonokuchi: Daishiryu, Daishoko, Chiyotaka, Amanoazuma
Banzuke-gai: Shiryu