Hakuho y Terunofuji tampoco fallaron en el penúltimo día del torneo. Así pues, los dos mongoles se jugarán el título en la jornada final del Nagoya Basho, donde habrá algo más en juego que la Copa del Emperador.

En el musubi-no-ichiban, el yokozuna quiso sorprender... y lo consiguió. Preparó el tachi-ai junto a la tawara, algo impropio de él, y avanzó hacia Shodai (7-7) regalando una buena dosis de tsuppari. El ozeki no supo muy bien cómo defenderse o contraatacar, y Hakuho lo aprovechó para ganar un agarre y derribarle con un perfecto abisetaoshi. Un combate redondo.

Minutos antes, el otro aspirante al yusho, Terunofuji, tampoco quiso sorpresas ante el sekiwake Takayasu (7-5-2). El mongol volvió a demostrar su gran potencia para recuperarse de un buen inicio de Takayasu y cerrar la pelea con otra gran demostración de yotsu-zumo. 

Así las cosas, el musubi-no-ichiban del Senshuraku este domingo debería ser un auténtico choque de trenes entre los dos mejores rikishi de este momento.

Por lo demás, el sekiwake Mitakeumi (8-6) se apuntó al kachi-koshi con una rápida victoria ante el mongol Hoshoryu (9-5), con yorikiri.

Ura (9-5) mantuvo su línea ascendente de los últimos meses y de estas últimas jornadas con otro triunfo convincente, esta vez ante el nuevo komusubi Meisei (7-7), que se jugará el kachi-koshi en su último combate.

Parecía claro que el debut de Wakatakakage en el Sanyaku no iba a ser una balsa de aceite, pero con algo más de experiencia puede convertirse en uno de los fijos de estos grados. Hoy cedió ante un Chiyotairyu (4-10) que no hizo prisioneros con su habitual oshi-zumo.

Finalmente, Chiyoshoma, Shimanoumi y Tsurugisho también consiguieron su objetivo, sumando esa importante octava victoria que les asegura el kachi-koshi.

Nagoya Basho: Resultados Makuuchi Día 14