Ya es oficial. Este miércoles Terunofuji ha sido nombrado el yokozuna número 73 del sumo, siendo el primer luchador en ascender al grado más alto de este deporte en los últimos cuatro años y medio y cubriendo de épica su reaparición tras las lesiones sufridas.

Terunofuji, que se quedó a un paso de ganar el quinto yusho de su carrera este domingo en el Nagoya Basho, donde terminó con un resultado de 14-1, es el primer nuevo Yokozuna desde que consiguiera ese grado el japonés Kisenosato en 2017.

"Permaneceré fiel a mi espíritu inquebrantable con el objetivo de conseguir una mayor dignidad y poder como yokozuna", dijo en su discurso "kojo" (una costumbre de los rikishi recién ascendidos) tras ser informado oficialmente de su nuevo rango por los representantes de la Asociación de Sumo de Japón. 

En la conferencia de prensa que siguió a la ceremonia, Terunofuji, cuyo nombre real es Gantulga Ganerdene, dijo que se da a sí mismo la "nota máxima" pero que la auténtica prueba comienza ahora. "Quiero hacer todo lo posible cada día, tener una mentalidad más agresiva en mi sumo y ser aún más fuerte. Tengo que cambiar mis formas. Tengo mucho margen de mejora. Quiero entender lo que significa ser un yokozuna y ser un ejemplo a seguir", señaló.

La junta directiva de la Kyokai, reunida en sesión extraordinaria, decidió formalmente la promoción del mongol de 29 años después de haber recibido el apoyo unánime del Consejo de Deliberación de Yokozuna de la NSK este mismo lunes.

Por su parte, su shisho, Isegahama oyakata, afirmó que su ascenso es más que merecido por el gran espíritu de sacrificio que ha demostrado. "Lo hizo bien. No importa cuánto lo apoyemos, él es quien tiene que hacer el trabajo. Trabajó duro día tras día. Espero que mantenga la cabeza bien alta y se consolide firmemente como yokozuna".