La Asociación Japonesa de Sumo ha confirmado que el yokozuna Hakuho y sus compañeros de heya no estarán presentes en el Aki Basho que se inicia este próximo domingo después de que dos rikishi de la Miyagino Beya dieran positivo en COVID-19.

El juryo Hokuseiho dio positivo este pasado miércoles, lo que obligó a realizar tests a todos los luchadores de la heya. Dichas pruebas arrojaron otro positivo de un rikishi de categorías inferiores.

El director de comunicación de la Kyokai, Shibatayama oyakata, explicó que los rikishi. entre los que se encuentran Hakuho e Ishiura como representantes de Makuuchi, están guardando la preceptiva cuarentena.

Hasta ahora, la asociación ha prohibido la presencia de rikishi de heyas que hayan tenido un caso positivo en coronavirus en las dos semanas previas al comienzo de un torneo oficial. Esto impedirá que Hakuho puede aspirar a su segundo yusho consecutivo y relanzará las opciones del nuevo yokozuna Terunofuji.

Hay que recordar que Hakuho ya se perdió el Hatsu Basho de Enero tras contagiarse de COVID-19 y que tampoco disputó el torneo de Marzo por tener que someterse a una operación en la rodilla que le impidió asimismo participar en el Natsu Basho de Mayo.

"Él siempre suscita mucha atención, tanto en lo bueno como en lo malo, aunque ese ambiente de emoción (en la competición) es distinto", comentaba un miembro de la Kyokai sobre un Hakuho cuyo estilo y actitud no siempre ha sido visto como apropiado para un Yokozuna.

Otro oyakata afirmaba: "No veo a nadie que no sea Hakuho que esté ahora mismo al nivel de Terunofuji".

La Kyokai piensa permitir la entrada a 5.000 espectadores, la mitad del aforo del Kokugikan. La capital nipona continúa bajo el estado de emergencia hasta este domingo, aunque previsiblemente va a ser ampliado.

En los torneos de Mayo y Julio no hubo ninguna ausencia debido a la COVID-19.