El rikishi de origen mongol, y que actualmente ostenta el grado de Komusubi, ha renunciado a la nacionalidad de su país de nacimiento para convertirse en nuevo ciudadano japonés, tal y como aparece publicado en el registro oficial del gobierno nipón.

Al disponer ya de la nacionalidad japonesa, el rikishi de 28 años, 190 centímetros de altura y 206 kilos de peso ya puede convertirse en oyakata de su propia heya en cuanto abandone la práctica activa del sumo.

Nada más trasladarse a Japón, Ichinojo debutó en el sumo profesional en 2014 e ingresó en el renombrado club de sumo del Instituto Tottori Johoku.

Tras entrar a formar parte de la Minato Beya, vivió un rápido ascenso en el banzuke y debutó en la División Makuuchi apenas cuatro torneos después de convertirse en profesional.

En el reciente Torneo de Otoño, Ichinojo terminó con un resultado de 8-7 en su regreso al Sanyaku después de 13 torneos de ausencia.