En su última comparecencia pública para anunciar su retirada, Hakuho dijo sentirse tranquilo para poner punto final a una carrera sin precedentes. El yokozuna aseguró que la decisión la había tomado ya en Julio.

El rikishi de 36 años, que en su día se ganó las reprimendas de las altas instancias del sumo por no ceder siempre a los estrictos protocolos de este deporte, se convierte en el nuevo Magaki oyakata dentro de la Miyagino Beya. No obstante, en menos de un año, el actual Miyagino oyakata cumplirá la preceptiva edad de jubilación y previsiblemente Hakuho herederá la heya como nuevo oyakata.

"Me embartga una enorme sensación de alivio", confesaba Hakuho durante una conferencia de prensa en el Kokugikan. "Tomé la decisión en el décimo día del torneo de Nagoya (en Julio). Mi objetivo por entonces era llegar a los dobles dígitos de victorias... Una vez que logré el décimo triunfo, le dije a mi oyakata y a mis compañeros de heya que me retiraría al término del torneo".

Hakuho, que se sometió a una operación en la rodilla derecha en Agosto de 2020 y nuevamente en Marzo, ganó el título con un zensho-yusho a pesar de haberse perdido todos o parte de los seis torneos anteriores. Venció al entonces ozeki Terunofuji en el Senshuraku para asegurarse su último título, y dijo que la presencia de su rival fue una de las razones que le ayudó a tomar la decisión de retirarse.

"Sentí que podía dejarle el resto a él", dijo Hakuho. "Tuve dos operaciones en apenas medio año y el médico me dijo que no se podía hacer más, que la próxima vez que me lastimara la rodilla derecha tendría una articulación artificial".

Hakuho reveló que había estado esperando el momento adecuado para hacer el anuncio debido a la promoción de Terunofuji, los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, así como la cuarentena que sufrió la Miyagino Beya justo antes del torneo de Septiembre. .

Hakuho dijo estar agradecido con su shisho, quien lo aceptó siendo un flaco jovenzuelo de 15 años que pesaba solo 62 kilogramos y al que no seguía ninguna otra heya.

"Mi oyakata fue muy amable y su sola presencia me animó a entrenar al máximo. Eso me llevó a convertirme en un luchador de sumo, a ganar la promoción a Ozeki y luego a Yokozuna", dijo Hakuho.

"Estaba muy delgado y hubo momentos en los que quería crecer deprisa, pero el oyakata tenía las ideas muy claras... Mis victorias fueron fruto de su entrenamiento y sus fundamentos".

Hakuho cuenta con numerosos récords, que incluyen 1.187 victorias en su carrera y 84 torneos disputados con el grado de Yokozuna.

El mongol dijo que hay dos peleas que recuerda especialmente en su carrera. Una, contra el yokozuna Asashoryu en noviembre de 2004, cuando Hakuho, con 19 años, le ganó siendo maegashira. "Fue mi primer y único kinboshi, en pleno ascenso por el banzuke".

Ganó 63 combates consecutivos hasta noviembre de 2010, igualando la segunda racha ganadora más larga, cuando el por entonces maegashira Kisenosato le derrotó. "Buscaba el récord de 69 victorias de Futabayama y perdí. Pero esa derrota jugó un papel importante para llevarme a donde estoy hoy ... Me hizo pensar que necesitaba luchar de una manera especial que me hiciera acreedor a ese récord".

En enero de 2011, se convirtió en el tercer luchador en ganar seis torneos consecutivos, después del ex yokozuna Taiho y Asashoryu.

Reclamó el récord absoluto con la 33ª Copa del Emperador de su carrera en enero de 2015, rompiendo la marca anterior establecida por Taiho.

Al adquirir la ciudadanía japonesa en septiembre de 2019, Hakuho cumplió con el requisito necesario para continuar en el sumo a su retirada y dirigir su propia heya.